Nerea Ureña

Comunicación

Comparte

La teoría de la motivación laboral de Herzberg

El talento humano como fuerza de trabajo es la base que sustenta toda empresa de éxito. Conocer y aplicar las teorías de motivación laboral permiten aumentar los niveles de productividad y de compromiso hacia la marca por parte de los empleados. Por eso, es imprescindible poner el foco en las personas para desarrollar estrategias que aumenten la productividad, comunicación, resiliencia, organización, creatividad y capacidad de resolución de problemas puesto que la diferencia con la competencia puede residir en contar con una plantilla motivada y comprometida.

El empleado, elemento clave en toda organización, tiene diferentes necesidades y objetivos personales que influyen en su vida laboral. Para entender cómo los empleados satisfacen sus necesidades, Frederick Herzberg desarrolló su teoría de los dos factores sobre la motivación laboral, también denominada teoría de la motivación y la higiene.

Esta teoría plantea diversas hipótesis sobre los factores que producen satisfacción o insatisfacción en el trabajador y cómo éste cubre sus necesidades laborales. La base de la teoría es que los elementos que provocan la satisfacción o insatisfacción laboral son de naturalezas totalmente distintas. 

Asimismo, la persona tiene dos tipos de necesidades: la necesidad de evitar el dolor o malestar y la necesidad o deseo de progresar y madurar tanto a nivel emocional como intelectual. Aplicado al ámbito laboral, este sistema de necesidades precisa de incentivos diferentes que estarán relacionados con los factores higiénicos y los factores de motivación:

Factores de higiene: son aquellos factores extrínsecos al empleado que están relacionados principalmente con la insatisfacción laboral: condiciones laborales, salario y otros incentivos económicos, políticas de empresa, estatus del empleado dentro de la empresa, etc. Estos factores no producen satisfacción genuina, solo sirven para disminuir o evitar la insatisfacción; cuando el trabajador consideraba que estos factores no eran lo suficientemente apropiados generaban descontento de forma muy rápida.

Factores de motivación: son los factores intrínsecos relacionados con la satisfacción tanto con el cargo que desempeña en la organización como por el tipo de trabajo que realiza. Estos factores sí están bajo dominio del empleado e incluyen sentimientos que el trabajador tiene sobre su crecimiento y desarrollo dentro de la empresa así como el reconocimiento profesional, deseo de autorrealización, etc.

En su teoría, Herzberg proporciona una serie de consejos que facilitan la satisfacción del empleado y asegurando el cumplimiento de los intereses de la empresa. Algunos de estos consejos son:

-  Responsabilidad: otorgar a los empleados trabajos cada vez más complejos  y relevantes a la organización.

-  Personalización y crecimiento: otorgar a los trabajadores tareas especiales, personalizadas o extraordinarias, que estén destinadas a mejorar sus habilidades importantes para el desempeño de su cargo, como por ejemplo un plan de incentivos personalizado o formación por gamificación.

-  Dar feedback a los trabajadores sobre las repercusiones de sus trabajos y de los logros alcanzados. 

-  Crear un buen ambiente de trabajo.

-  Salario adecuado.

Al tener en cuenta una teoría de la motivación laboral como la de Herzberg podremos gestionar mejor el talento al entender qué buscan los empleados en el trabajo y qué podemos ofrecer nosotros como organización. De esta manera diseñaremos políticas más eficaces y crearemos ambientes y procesos de trabajo más eficientes.

Quizá te pueda interesar